domingo, 29 de octubre de 2017

Maruja, de Ema Wolf

Con los chicos de 4to grado leímos Maruja, una novela de Ema Wolf que cuenta la historia de Veremundo un científico de aspecto horripilante, que recibe la visita del fantasma de su tía Maruja. Monstruos, fantasmas. Seguro creerán que se trata de una historia de terror, ¿no?. Pero no, es una novela de risa, carcajadas y risotadas. Lo que es de terror es la familia y el amo de llaves. Tía y sobrino se llevan como la mona. Entre fantasmas se pisan la sábana, tienen una relación espantosa. Pero a veces, muy de vez en cuando, se llevan bien.

Maruja estudió un curso de detectives por cable y tiene una misión: recuperar la cabeza de Basilio. Veremundo, quien no está nada contento con la visita de su tía, pero sí con la resolución del caso, acepta ayudarla. Para Veremundo, trabajar con Maruja es como rascarse una roncha, sacarse una cascarita, reventarse un grano. No se si me entienden o quieren más ejemplos...



En la novela de Ema Wolf abundan recursos humorísticos, descripciones increíbles. Y es tan pero tan buena que cada vez que leía un capítulo los niños pedían: "Uno más, por favor, uno más". O me cruzaban en el pasillo y me preguntaban: "¿Hoy leemos Maruja?" Tanto insistían que les pedí que escribieran una anticipación sobre cómo continuaba la novela. Las ideas fueron muy originales. Algunos la pegaron con sus anticipaciones y lo marcaron frente a sus compañeros, querían demostrar que sabían qué decisión había tomado la autora.

En los momentos culminantes de la novela, un alumno me dice: "Profe, tengo que contarle algo pero no se enoje -Es raro que me tratara de usted- No me pude aguantar y leí lo que quedaba de la novela". 

Y bueno, qué le iba a decir. Es así Ema Wolf, es difícil resistirse a sus escritos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...