miércoles, 11 de septiembre de 2019

Conversación literaria

Los docentes tenemos que plantear preguntas antes, durante y después de cada lectura. La conversación antes de leer es para ver qué información da las partes del libro, de qué se va a tratar la historia, quién es el autor e ilustrador, entre otros datos. El durante sirve para que el alumno pueda exponer las anticipaciones, hipótesis que se hace sobre el devenir de la historia. Esto generará también confrontaciones con otras interpretaciones porque cada interpretación lleva a una anticipación distinta. Y después de la lectura hay muchas cosas para discutir. 

¿Qué preguntas vamos a plantearles a los alumnos? ¿Vamos a preguntar "Cuál es el personaje principal"? No. Hay que hacer preguntas de comprensión, interpretación, sensaciones, relación con otros textos, relación con otras expresiones artísticas, sobre cómo está construido el libro, etcétera. 

Para dar un ejemplo, en el libro conocido popularmente como "El libro del Topito Birolo" se pueden plantear, en una situación de postlectura, las siguientes preguntas:

¿Qué les pareció el cuento? ¿Por qué estaba enojado el topito? ¿Quién le hizo caca en la cabeza? ¿ El perro le habrá hecho caca a propósito? ¿Estuvo bien la resolución que eligió el topito? ¿Qué sensaciones te generó el cuento? ¿Qué pensás que hará el perro después de la venganza? ¿Por qué las moscas fueron las que le dijeron quién era el culpable? ¿Leíste algún otro cuento parecido? ¿Qué harías vos si fueras el topito? ¿Por qué el topito decide ir a buscar al culpable con la caca en la cabeza? ¿Qué frases se repiten?  ¿Te gustaron los dibujos? Como verán, hay muchas preguntas para hacer.

Tengo la suerte de tener alumnos muy lectores y que tienen discusiones muy interesantes sobre literatura. Algunas frases que he escuchado: "Me gusta porque no sabés si es bueno o malo" "Mi preferido es... porque es un crack" "Este libro tiene mucho relleno" "No me gustó el final porque es abierto" "No me gustó que no retome la historia de uno de los personajes que se mencionó al principio" "No me gustó el final porque es triste" "Estuve especulando quién era el culpable toda la historia y al final es otro" "Yo esperaba otra cosa de este libro, veníamos leyendo otro que te atrapaba en cada capítulo" "La mejor parte es..." "¿Qué te produjo más tristeza lo que le pasó a este personaje o al otro?" "A mí me gustó porque tiene mucho suspenso" "La película es diferente" "Querés saber qué pasa en todo momento" "Como que te podés imaginar todo" "Me sentí identificado con el chico" "Nada que ver por ahí, pero me hizo acordar a..." "La contratapa dice una cosa, pero el libro es otra cosa" "¿Hay una segunda parte?" "Yo leí un libro de este autor" "A mí me dio risa cuando decía..."

Y de por medio no estaría mal un desayuno o merienda literaria.

viernes, 23 de agosto de 2019

¡Pío! (¡Caramba, qué pollo!), de Fernando Rubio y Eugenia Nobati.

Esta es la historia de un pollito y su abuelo. El gallo le cuenta al pollito las novedades del corral. El pollito, sin más información que las palabras de su abuelo, empieza a imaginar, a darle "forma" en su cabeza a esas descripciones. El problema es que las descripciones de ese hermano recién nacido producen en la mente del pollito una figura deforme, fiera, espantosa, horripilante. ¿Se imaginan un pollo enorme, gris y con alas en la cabeza?


Se trata de un libro álbum porque las imágenes y el texto dialogan, se precisan mutuamente. El texto que propone Fernando Rubio es divertido y disparatado. Los dibujos de Eugenia Nobati son impresionantes. Vale remarcar una gran edición de Una Luna.  ¡Caramba, qué buen libro!

viernes, 26 de julio de 2019

Los cuentos del abuelo José, de Felipe Pigna.

Sin lugar a duda, Felipe Pigna, con sus programas de televisión y libros, le ha despertado el interés por la historia a personas que se resistían a los encantos del pasado. Ahora bien, ¿"Los cuentos del abuelo José", de Felipe Pigna, es un libro atractivo para el público infantil?

No creo que este libro capte inmediatamente la atención de un niño/a como puede ser un título "cuentos de horror para morirse de miedo" o "cuentos de humor para morirse de risa". Creo que es un libro que captura la atención de adultos que formaron parte de una generación en la que los próceres tenían un rol puramente militar. Me acuerdo de que una vez en el profesorado, reflexionando sobre la enseñanza de la historia en la escuela primaria, una compañera dijo: "cuando era chica no sabía por qué queríamos tanto a San Martín". Evidentemente fue así para muchos porque aprendíamos fechas y batallas, le poníamos el título libertador de América sin entender demasiado a qué iba eso. La figura del prócer aparecía en el famoso chiste: "¿De qué color es el caballo blanco de San Martín?" y en algún disfraz de granadero para el acto escolar. Por eso, este libro nos convoca. Nos gusta verlo a San Martín como un abuelo, sin el bicornio y agitando el sable corvo.

El libro tiene mucho más que su vínculo con sus nietas, su familia. Con las historias que cuenta el abuelo José sabemos un poco más sobre otros actores sociales que participaron de ese proceso histórico. Aparecen pueblos originarios, esclavos, hombres y mujeres que colaboraron con el Cruce de Los Andes, Manuel Belgrano, Napoleón y algunas anécdotas que reflejan los diversos intereses, hobbies del General. 

Dicho todo esto, como docentes podemos llevar este libro a las aulas para completar lo trabajado sobre ese período histórico. Período histórico que no se puede abordar únicamente desde la figura de un personaje. 

Cuando estudiamos historia, mis alumnos suelen plantear lo siguiente sobre una persona que aparece en el libro de historia: ¿era bueno o malo? Siempre tratan de organizar bandos del héroe y villano. Santiago de Liniers siempre genera problemas. En las invasiones inglesas lo festejan, y después se decepcionan por su carácter contrarrevolucionario. Y yo les trato de explicar que no sirve hacer caracterizaciones de ese tipo. Quizás toda la lectura que hacemos sobre el tema responda a las pregunta por qué en la escuela, en la historia institucional, San Martín es un personaje importante, incluyendo este libro. Y es bueno que ahora podemos dejar de hacer actos sobre personas que no teníamos mucha idea. Pero también es bueno, sigo insistiendo, recuperar la idea de que no es Santiago de Liniers lo que más importa en todo este cuento, que lo que importa es por qué se produjeron las invasiones inglesas, qué efectos produjeron, cómo se vincula con la Revolución industrial y la Revolución de Mayo. Por qué nos llevó tantos años la independencia, qué es una contrarrevolución y, en todo caso, qué planteamiento político representa determinada figura. Cuál era el planteo político de Belgrano y San Martín y sus limitaciones. Qué cambios y continuidades encontramos. Los cuentos del abuelo José humanizan a ese prócer que está sobre varias esculturas de bronce. Su proyecto político, como el de otros actores sociales de la época, nos hace entender a nosotros mismos.

domingo, 7 de julio de 2019

Visiones del futuro, de Darío Levin

En un futuro no muy lejano, la población terrícola sufre los efectos de la contaminación y del uso de la tecnología como elemento de control. Fek, el protagonista de la novela "Visiones del futuro", de Darío Levin, es un burócrata, un engranaje más de esa máquina humana que debe controlar que los datos de todas las personas estén actualizados. La vida de Fek era predecible hasta que sucede algo humano: el amor y la curiosidad.

Fek accede a una información vital para detener el atropello que se está cometiendo contra la comunidad. Detrás de estos delitos está un empresario (Hub) y un funcionario de alto rango de gobierno (Teb). Fek tiene en sus manos algo poderoso, información, pero los que detentan el poder, Hun y Teb, pueden evitar que esa información sea pública y que Fek siga siendo un insignificante burócrata, del que nadie notaría su ausencia.
 
La novela reúne varios elementos del subgénero ciencia ficción. En esta distopía la Tierra está arruinada y la tecnología existente es de alta complejidad, lo que produce un terreno fértil para someter a la población a un control cuasi-policial. Sin embargo, la novela plantea un hecho de corrupción, no la corrupción total del sistema que tiene esa sociedad. De todas maneras, es una buena pieza literaria para acercar a los chicos al subgénero.

La novela está exquisitamente ilustrada por Mariano Epelbaum y fue editada por SM, en la colección roja de El Barco de Vapor.
 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...